¿Quién se ha llevado mis datos?

June 10 2015

9_junio_2015

Por Jose Chojrin, Consultor en Rentabilización de Datos Maestros para Stibo Systems

El grado de complejidad que alcanzado la gestión de los datos críticos ha llevado al desarrollo de tecnologías específicas para simplificar y automatizar los procesos de intercambio de datos a lo largo de todo el circuito -fabricantes - proveedores-distribuidores-revendedores-consumidores.

 

La transferencia automatizada de los datos permite mantener su integridad. Cuando los ejecutivos pueden producir, estructurar, enriquecer y mantener los datos desde una plataforma única, y derivarlos rápidamente al mercado a través de todos los canales, la relación costos/ventas mejora significativamente. Pero cuando a esto se suma la capacidad de la empresa proveedora de la tecnología de
comprender las necesidades del negocio y las estrategias destinadas a impulsarlo, no solo se reducen los costos y los tiempos: también se reduce el riesgo de tomar decisiones de negocio equivocadas.

La utilización de una tecnología para la gestión de la información de los productos (PIM), por ejemplo, llega a resultar imprescindible en la mayoría de las empresas porque ayuda a eliminar errores en los datos, mejorar las condiciones para aumentar las ventas cross-sell y up-sell, y mejorar la consistencia de la información que llega a los clientes, fortaleciendo su vinculación con la marca.

Este tipo de tecnología, al resolver cuestiones como la adaptabilidad, usabilidad, capacidad funcionalidad y por sobre todo, confiabilidad de los datos, permite que la gestión pase de la precariedad a la robustez.

La gestión y la transformación de la información de producto de una compañía en contenido atractivo y persuasivo para alimentar los canales de marketing, ventas y omnicanal son prioridades que debemos encarar.

Si alguien se ha llevado nuestros datos, o si los datos que manejamos no nos resultan confiables, ya sabemos quien fue: hemos sido nosotros.


Temas: 


← Anterior
Siguiente →